Un archivo completo que te ayudará a reducir tu consumo de gas

Los hogares españoles consumen al año 24,9% de gas como fuente de energía, según el IDEA, con un gasto promedio anual que va desde 250 hasta 900 euro. Esto implica que el consumo de gas en España podría estar golpeando el bolsillo de muchos hogares, por ello es necesario reducir el consumo de gas.

Para reducir el consumo de gas es preciso cambiar muchos hábitos de nuestra vida diaria en el hogar, ya que, en lo que más se consume gas es en la calefacción, cocina, y el uso de agua caliente. Por eso, en este artículo te proporcionamos un archivo completo para ayudarte a reducir tu consumo de gas y ahorrar en tu economía.

Reducir consumo gas, gas natural, consumo gas, bono social gas, reducción consumo gas, c&aacu

¿Qué hábitos debo cambiar para reducir el consumo de gas?

Día a día nuestra vida está llena de rutinas o costumbre, aquí entran también las de consumo de gas, las cuales, muchas veces nos llevan a gastar más gas de lo necesario, y esto puede sacudir nuestra economía familiar. Por eso, te presentamos estas alternativas que te puede ayudar a cambiar tus hábitos de consumo de gas permitiendo reducir el gasto.

¿Cómo reducir el consumo de gas en la cocina?

La cocina es otro de los espacios donde gastamos más gas, por ello es importante que mantengas muy limpias tus hornillas de cocina. Así mismo, no abras el horno cuando lo tengas encendido cocinando, ya que pierde calor y deber utilizar más gas para compensar el perdido y volver a la temperatura programada. Siempre que puedas, utiliza ollas a presión, ya que te pueden ahorrar hasta un 50% de gas cuando cocinas. Otro detallito es apagar las hornillas cuando le falta poco a los alimentos para estar listos ya que se pueden terminar de cocinar con el calor residual.

¿Cómo ahorrar en calefacción?

La temperatura de nuestra vivienda es muy importante, sobre todo en la época fuerte de invierno, ya que gastamos más gas en estas temporadas. Para ello, mantén tu termostato con una temperatura promedio entre 18 y 21 ºC si te encuentras dentro de tu hogar. Pero, si estas fuera por poco tiempo, puedes bajarla a 15 ºC. Es importante, si sales por grandes lapsos de tiempo es preferible apagarla. Siempre, ventila tu casa por lo menos 10 minutos antes de encender tu calefacción.

También, te ayuda a reducir el consumo de gas, ubicar los radiadores debajo de las ventanas ya que estos al entrar el frío lo calienta inmediatamente. Por otro lado, es importante que no le coloques ropas encima sobre todo si están mojadas, ya que esto obstruye la salida de calor y hace que necesite de más gas para su funcionamiento. Otra forma de ahorrar con la calefacción, es que puedes dividirla por estancias o habitaciones, si están vacías no necesitan de una temperatura agradable.

¿Cómo ahorrar gas si necesito agua caliente?

Es cierto que es muy necesaria el agua caliente, sobre todo en las temporadas de invierno, pero algunas veces despilfarramos dejando el grifo del baño abierto por mucho tiempo, cuando podemos ducharnos en poco minutos. La temperatura de agua caliente puede programarse a no más de 45 grados, subirla amerita un mayor consumo de gas y te aseguramos que es innecesaria ya que nunca nos duchamos o fregamos con agua extremadamente caliente. También, puede tener el control disponiendo de grifos que mantengan siempre el agua fría, así solo si necesitas agua caliente serán utilizadas.

¿Cómo calcular el consumo de gas?

Como consumidores de gas es muy importante tener presente qué cantidad de gas consumimos. Estos datos nos ayudan a contratar la comercializadora adecuada de gas, que sea más eficiente y que promueva mejores ofertas.

¿Cuánto es mi consumo de gas?

Para saber cuánto es nuestro consumo de gas, es necesario tener contratado un contador de gas, esto también depende si el contrato es de tarifa fija o convencional. Además, en las facturas se reseña un histórico de consumo de gas por meses que nos ayuda a promediar la cantidad de kwh que consumimos.

¿Qué es el bono social de gas?

El bono social de gas o térmico es una modalidad del bono social de electricidad, el cual será financiado por el gobierno para ayudar a las familias españolas con escasos recursos económicos y que se encuentren vulnerables. Este se basará en el uso de gas natural, el butano, gasóleo y/o pellet. Esta iniciativa está siendo presentada por el actual gobierno socialista español para la calefacción y agua caliente.

¿Quiénes podrán optar por el bono social térmico?

A pesar de que esta modalidad de bono social no está aprobada por ninguna Ley, se prevé que será igual como con el bono social de electricidad.

  • Debe existir un límite de gas kwh consumido para optar por esta modalidad.
  • Considerarse consumidor vulnerable por las leyes, igual que el de electricidad.
  • Únicamente puede ser solicitada por el titular del contrato de gas, y será posiblemente con las comercializadoras de último recurso de gas.
  • Tal vez, deba renovarse cada cierto tiempo.

Otros consejos para ahorrar en gas

Para lograr eficientemente una reducción de consumo de gas se necesita también:

  • Aprovecha la luz solar al máximo, esta te da calor, ilumina y no se paga por ella.
  • Ten muy presente las ofertas de las comercializadoras de gas, puedes comparar las ofertas de gas con la información que te proporciona la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, a fin de saber si a quien contrataste te está proporcionando los mejores beneficios y te ayuda a ahorrar en gas.
  • Es necesario invertir en un aislamiento adecuado para tu vivienda, es probable que sea costoso realizar ese tipo de remodelaciones, pero te aseguramos que será una inversión a largo plazo que agradecerá tu economía.

¿Cómo ahorrar gas con las calderas?

Las calderas se encargan de la calefacción de nuestro hogar, en épocas de invierno es cuando más gastamos en calefacción. Las Calderas de gas natural, son más económicas, debido a que el coste del gas es menor que el de la electricidad, aparte de que no requiere de grande instalaciones.

Además es necesario Realizar mantenimiento de las calderas, esta podría hacerse en promedio cada 4 o 5 años, además, ayuda a incrementar su eficacia y evitar posibles accidentes. Si la caldera tiene más de 15 años debe ser reemplazarla.

En este sitio puedes encontrar información relevante. También puedes visitar este enlace o leer sobre el consumo de gas en Francia.

Para más información sobre cómo reducir el consumo de gas, reproduce el siguiente vídeo:

Nosotros

Telefono:913254865
Email: prensagratuita@gmail.es
Menciones legales